Páginas vistas en total

jueves, 26 de junio de 2014

SOLO UN PIE DESCALZO



Autora: Ana María Matute


En este cuento conocernos a Gabriela, una niña que no acaba de encajar en su mundo. Sus hermanas mayores no le hacen apenas caso, en el colegio no se siente a gusto, no tiene amigos, siente que nadie se preocupa por ella, y, además, tiene una peculiaridad… siempre pierde un zapato. Cuando no la ven, espía por la puerta de la habitación de su madre para ver cómo esta se divierte con sus hermanas. Gabriela se refugia en la cocina, donde debajo de la mesa escucha las conversaciones de la cocinera; en el colegio quiere ser sincera, pero su inocencia le juega malas pasadas. Gabriela vive en la soledad y el aislamiento. A menudo, cuando nadie la ve, visita la biblioteca de su padre donde encuentra un maravilloso libro: El libro del País del Pie Descalzoy a partir de ahí, leyéndolo escondida entre las sábanas comienza para ella la aventura y la vida. 

Se trata de una lectura entrañable que transporta al lector a momentos deliciosos de la infancia perdida, dejando el sabor de fondo de una espléndida enseñanza sobre el amor y el cariño que necesitamos todos los seres para crecer con la felicidad por nutriente. La protagonista, que se sumerge en el mundo de la fantasía como refugio de su tristeza y soledad, tiene muchas cosas de Ana María Matute. 

Hasta ella también perdió un zapato.

miércoles, 25 de junio de 2014

MUERE ANA MARÍA MATUTE, TESTIGO MÁGICO DE LA LITERATURA EN ESPAÑA




Demonios familiares, su novela póstuma comienza así:

 “Algunas noches el Coronel oía llorar a un niño en la oscuridad. Al principio se preguntaba quién sería, puesto que hacía muchos años que en la casa no vivía ningún niño. Solo quedaba, en la mesilla de noche de Madre, una fotografía sepia, una sonrisa transparente y errática ?quién sabía ya si de Madre o del niño?, flotando en la noche, como una luciérnaga alada. Ahora sus recuerdos, incluso los tenebrosos fantasmas de la campaña de África, se parecían cada día más a desperdicios, lo que queda, migas de pan en el mantel, de un antiguo festín. Pero su memoria recuperaba una y otra vez la imagen de Fermín, su hermano mayor. Encerrado en su marco de terciopelo malva, vestido de marinero, apoyado en un aro de madera, y siempre niño. Como un fantasma recurrente "¿qué raro, es mi hermano mayor, pero yo tengo más años que él"?, persistía allí, nadie lo había quitado de la mesilla, ni aun cuando Madre ya no estaba, hacía años que él se había casado, había nacido su hija, y Herminia, su mujer, había muerto...”

martes, 17 de junio de 2014

EL HOMBRE DE LA FLOR


Autor: Mark Ludy




"Todo el mundo tiene una historia. No hay más que pararse a averiguar cuál es". De esto se trata este libro. De pararse, e ir viendo la historia del hombre de la flor. Un anciano que pasa por un mundo gris llenándolo de color al tiempo que regala flores. Y al mismo tiempo, se trata de ir asomándose a otras vidas. Una lámina tras otra, vamos viendo a infinidad de personajes, que pasan por el amor, el dolor, la soledad, el miedo. Niños y ancianos, hombres y mujeres, personas y animales. De todo hay, en las calles u oculto tras las fachadas de las casas.

Un libro que todos podemos ver, los más jóvenes y los mayores. Y a todos nos cuenta algo, y todos podemos hallarnos en sus páginas. Una reflexión sobre la capacidad, tan humana, para poner pasión y vida en lo desvaído. Como ese hombre de la flor, todos nos iremos de los lugares en que estamos. Pero ojalá sepamos dejar una huella buena.